martes, 4 de mayo de 2010

Aplicar el mismo rasero al maltrato animal

Pues no seré yo quien de hoy lecciones de lo que acabo de poner de título, por que esto acaba siendo casi como la discusión sobre el velo islámico. No sabes donde ponerte por que cualquier postura parece correcta dependiendo la óptica desde donde la mires. Este es el caso de las imágenes en televisión y el maltrato animal. Es muy posible que en España se de la circunstancia de poder emitir una corrida de toros y a la vez prohibir que podamos ver como se corta la cabeza de un animal en no se que fiesta popular de un pueblo lejano o cercano. Pero esto va más lejos, la consideración de "animal" la tienen casi con seguridad los que provocan más o menos ternura o tienen ganado su nombre por su fiereza o su desaparición.

Sin embargo, a algunos colectivos de animales no les sirve llevar más años que nadie aquí como es el caso de muchos insectos o arácnidos, ni ser críticos para la vida en la tierra como abejas y hormigas, por que su muerte y tortura pueden televisarse e incluso puede llegar a estar vista como una buena práctica.
Este es un debate filosófico y no naturalista en mi caso, quede claro.
Alucinado me quedo de ver como "El último superviviente" sale en la cadena Cuatro engullendo insectos, previo corte de cabeza o estrujamiento sin que nadie se asombre por ello o lo pueda criticar. Es supervivencia, justifica matar.
Pues entendiendo esto, no entiendo como para muchos, los insectos y otros animalitos que estudia la entomología, son despreciados por todos aunque dependamos de ellos.
Si tu hijo le da con una vara a un perro le regañas, si mata a una hormiga o se la come, le ríes la gracia. Pregunten a su alrededor el amor que se les tiene a estos bichitos a los que defiendo y pongo una crítica filosófica a su maltrato.
Pero claro esta espiral puede que nos lleve a contemplar que los microbios son animales y cuando ataquen nuestro cuerpo no debamos de matarlos.
Obviamente, el secreto está en una ética conmensurada que respete los límites de la supervivencia y nos permita convivir disfrutando de todos ellos y formando a nuestros más jóvenes en esos valores, que de por sí son Darwinianos, si es que esa palabra existe.

Foto: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada